Nosotrxs

Amamos los libros vintage y las sorpresas

Nuestro objetivo es transmitir el amor por los libros vintage y ayudar a miles de lectores a descubrir su próxima lectura favorita permitiendo que bellísimos ejemplares vuelvan a liberar su magia en nueva compañía.

Book Hunting & Libros a Medida

Somos la única suscripción literaria que se interesa por conocer a sus suscriptrxs y realizar envíos a medida. Todos los meses salimos a cazar tesoros literarios para enviarte el libro perfecto para cada ocasión.

Lejos de las recomendaciones estandarizadas, nuestra propuesta busca ofrecerte una suscripción literaria donde los libros (y las sorpresas que los acompañan) son seleccionados cuidadosamente para que cada envío sea único, como nuestrxs suscriptorxs.

#1. Manifiesto

A menos que seas Louise Brown, una venerable escocesa con el récord de lectura mundial (leyó 25.000 libros en 62 años), son pocos los libros a los que podemos dedicarles tiempo. La oferta es abrumadora y eso hace que, muchas veces, terminemos leyendo la última novedad editorial (sin saber muy bien si realmente era lo que estábamos buscando...).

Que algunos títulos vendan mucho no significa que los otros desaparezcan, sino que se mueven fuera de los reflectores. La personalidad única de cada lector florece en la diversidad y se refleja en su biblioteca personal: su genoma intelectual. Es allí donde nos interesa entrar, para ayudarlos a que sus lecturas estén alineadas con sus más profundos deseos. Desde NOTINGIL nos interesa ofrecer lecturas originales y personalizadas para hacer felices a nuestrxs suscriptorxs.

#2. Nosotrxs

Nuestro equipo está formado por una editora y un librero unidos por el amor hacia los libros. Nos interesa encontrarle el hogar perfecto a cientos de miles de ejemplares que han sido rápidamente desplazados del circuito comercial. Nos encantan todos los libros, pero no nos interesan las modas pasajeras; en cambio, preferimos las grandes obras literarias que resisten el paso del tiempo.

solo soy una chica frente a una pantalla pidiéndote que me regales un notingil